El hijo de un barra de Rosario Central fue detenido en Mar del Plata

Fueron interceptados en cercanías de la localidad de Zárate. Viajaban en un vehículo de alta gama junto a una mujer, que fue liberada.

Lee más: Huracán Las Heras estrenó la camiseta de la Copa Argentina

Una vez más un ataque violento vuelve a estar en el centro de atención en plena temporada en la Costa Atlántica. Un joven de 20 años sufrió una fractura de cráneo tras recibir tres botellazos en la cabeza en el boliche Ananá en Mar del Plata y quedó internado en la terapia intermedia el Hospital Privado de la Comunidad.

Horas más tarde la policía detuvo a la altura de San Nicolás a los dos presuntos autores -oriundos de Rosario- que se movilizaban con un auto BMW de alta gama. La detención fue en el marco de un “operativo cerrojo” en la Ruta Nacional 9 (en sentido a Rosario), donde personal del Destacamento Vial Zaratel interceptó al rodado en cuestión. Como resultado del operativo, se detuvo entonces a  Guillermo Bracamonte (21 años) y Gabriel Galvano (23 años). Estaban acompañados por una mujer, que fue liberada. Bracamonte, uno de los detenidos, es el hijo de Andrés “Pillín” Bracamonte, ex barra brava de Rosario Central, según confirmó a Data Clave su abogado, Carlos Varela.

Respecto al hecho, y según lo que pudo reconstruir Data Clave, la agresión empezó en el baño del local y siguió en el VIP, donde un grupo de jóvenes rosarinos esperaba a quienes serían el blanco del ataque. Matías Montín quiso separar, sufrió el traumatismo, fue quien se llevó la peor parte y estará 72 horas en observación por la formación de un coágulo que podría derivar en una intervención quirúrgica. Según informaron fuentes oficiales, no tiene signos de problemas neurológicos y está consciente. 

En un principio se habló que otro de los jóvenes implicados era el hijo de Gonzalo Belloso, actual funcionario de Conmebol. Además, versiones señalaban que estaba prófugo. Con el paso de las horas se confirmó que el joven estaba con otro grupo que no participó de la pelea. 

Luego, viajó a Buenos Aires y ante los sucesos acontecidos estableció contacto con la fiscalía actuante, teniendo turno para prestar declaración testimonial este miércoles por la mañana. Así, se confirma que Belloso no está prófugo y que prestará declaración.