El Tanque Silva hace lo imposible por volver a jugar

El delantero uruguayo Santiago Silva dijo, con respecto a su imposibilidad de competir en el torneo de fútbol argentino a raíz de la sanción por dos años que le impusieron por un doping positivo, que se retirará cuando él quiera.

Leé también: La difícil situación del uruguayo Morquio.

En 2019, el futbolista fue sancionado con una penalidad de dos años de suspensión en torneos oficiales por haber dado positivo en un control antidoping. El estudio dio altos niveles de testosterona, por un medicamento que tomaba a raíz de un tratamiento de fertilidad que realizaba para tener un hijo.

El hecho se produjo en 2019, cuando el atacante integraba el plantel de Gimnasia y Esgrima de La Plata, en un partido por la Superliga que se jugó el 12 de abril, en donde el “Lobo” cayó de visitante por 1-0 ante Newell’s.

Con respecto a la causa judicial que le impide participar en el fútbol local, el jugador afirmó que “las cosas siguen igual, todo encaminado, me atendió el presidente de la AFA (Claudio Tapia) muy bien, pero fue tarde la llegada”.

Sobre la reunión con el directivo, Silva destacó que “lo importante es que llegué, ahora hay que esperar porque es un tema judicial”.

El deportista quiere que este hecho “sirva para lo que viene”, al referirse a que si le pasa a un jugador joven, marginarlo por dos años “podría arruinarle la carrera”.

“Hoy tengo toda la fuerza por eso, porque quiero jugar, quiero contagiar, quiero seguir adelante, voy a pelear por lo que quiero”, finalizó el exjugador de Banfield, Boca Juniors, Vélez y Lanús, entre otros clubes.

Silva destacó que tanto el presidente de Argentinos Juniors, Cristian Malaspina, como el director técnico de ese momento, Diego Dabove, “se portaron de maravillas conmigo”.

En las redes sociales la movida se volvió tendencia nacional gracias al hashtag #DejenJugarAlTanque. El delantero pide por volver a las canchas y los capitanes se reunirán en Agremiados para que eso suceda.