Para que la pelota vuelva a rodar en Argentina solamente falta un detalle no menor: la luz verde del Gobierno nacional. El fútbol argentino, tras una fin de semana de amistosos, tiene todo listo para volver el próximo 16 de octubre.

Leé más: La gran colaboración de Messi con sus compañeros de la Selección.

Aunque la mayoría de los amistosos que iban a jugarse este sábado fueron suspendidos por cuestiones climáticas, el único que se disputó tuvo resultados satisfactorios, ya que Newell’s-Unión contó con una correcta aplicación del protocolo. Con ese partido como referencia, a falta de saber qué ocurrirá en los encuentros de los próximos días, ya existe una intención de formalizar el 16/10 como fecha de regreso, según contó Doble Amarilla.

Para que la vuelta sea oficial, resta la confirmación del retorno de los vuelos de cabotaje. Se esperaba que fuera el jueves 1 de octubre, pero la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) anunció a las aerolíneas que continuarán suspendidos hasta el próximo lunes 12 de octubre, fecha en la que finaliza la nueva extensión de la cuarentena. Solamente se pueden realizar vuelos sanitarios, humanitarios, de carga y otros especiales, con previa aprobación de la ANAC.

AFA y Liga Profesional ya tienen preparados protocolos para traslado de delegaciones por micro y avión y para competencia, similar al que se aplica en los amistosos. Es por eso que el regreso de los vuelos de cabotaje es un dato clave, ya que de otra manera habrá importantes dificultades para que las delegaciones puedan transportarse para jugar los partidos.

En caso de que los vuelos de cabotaje no estén para el próximo 16 de octubre, la siguiente fecha de regreso del torneo local es el viernes 23. Existe un acuerdo tácito entre Gobierno y fútbol para un retorno en octubre y todo apunta al 16, pero dependerá de lo determinado por la ANAC.

En la Liga Profesional, esperan esta autorización del Gobierno para poder sortear el fixture del torneo y diagramar los encuentros en el calendario lo antes posible. Sin embargo, no habrá ninguna fecha hasta que desde Balcarce 50 no haya una confirmación.

De regresar el 16, se mantendrá el boceto de calendario que fue aprobado por la Comisión de Competencias: seis zonas con cuatro equipos cada una, con Boca, River, Racing, Independiente, San Lorenzo y Vélez como cabezas de series. Los primeros dos de cada grupo irán a la fase de “Campeón de Copa” y los siguientes dos irán a “Complementación de Copa”. Cada una de esas zonas se subdividirá, además, en dos grupos de seis equipos cada una.

De las subzonas de “Campeón de Copa”, saldrán dos finalistas que determinarán al ganador del torneo, que a su vez clasificará a la Copa Libertadores 2021. El perdedor de esa definición se enfrentará al vencedor de la final entre los ganadores de las subzonas de “complementación de copa”. En juego, habrá un cupo para la Sudamericana 2022. En las tres finales, si persiste el empate, habrá penales.

En caso de que se concrete el regreso para el 16 de octubre como está planeado, Argentina será el penúltimo país de Sudamérica en darle luz verde a la actividad oficial. Venezuela lo hará el 14 y quedará solamente Bolivia, que no pudo poner fechas debido a la coyuntura política iniciada con la muerte del ex presidente de la Federación, César Salinas.

Por: Doble Amarilla.