En las próximas horas se haría oficial la llegada del nuevo entrenador del Tomba. Diego Martínez, de 41 años, podría cumplir un récord pocas veces visto en el fútbol argentino anteriormente cuando dirija a Godoy Cruz en Primera División. De la D a Primera, en muy poco tiempo.

Leé también: El Loco Julio fue declarado ciudadano ilustre.

Si bien el mismo Martínez confirmó que “restan detalles” para que sea un hecho su llegada al Expreso, en Mendoza ya piensan en que será quien reemplazará a Mario Sciacqua. Las referencias que llegan desde su ex club, Estudiantes de Buenos Aires, son sumamente positivas. Además, tiene un recorrido importante en las categorías del ascenso.

Lo llamativo, es que este joven director técnico, si llega al Expreso, podría sumar a su currículum un ítem que no todos los entrenadores poseen: haber dirigido en todas las categorías del fútbol argentino. En sus comienzos, en el año 2016, decidió abandonar las inferiores de Boca Juniors para sumarse a un equipo de la Primera D. Y así fue como llegó a Ituzaingó, donde disputó 14 partidos de los que ganó 8, empató tres y perdió 3. En el León quedó a tan solo una unidad del campeón.

Diego Martínez en Cañuelas.

En 2017, pasó por Cañuelas, de la Primera C, donde finalizó tercero y quedó fuera de la zona de reducido. Dirigió 57 partidos, de los que ganó 23, empató 18 y perdió 16. En esa categoría también fue el entrenador de Midland, equipo en el que acumuló 17 partidos con cinco victorias, nueve empates y tres derrotas.

Mientras los años pasaban, Martínez iba subiendo de categoría pero cambiando de equipos. En la Primera B Metropolitana dirigió en 2018 a Comunicaciones, pero tan solo por cinco partidos de los cuales perdió cuatro. Sin embargo, ese mismo año descubriría que su lugar estaría en Caseros, Buenos Aires. Más específicamente en Estudiantes.

En el Pincha de Caseros había tenido su paso como jugador y fue el club en el que se retiró en 2011. En Estudiantes dirigió 59 partidos, ganó 32, empató 12 y perdió 15. Logró ascender con este mismo equipo de la B Metro a la Primera Nacional. Actualmente marchaba tercero en la tabla de posiciones de la Zona 1 de la segunda categoría, a dos puntos del puntero Atlanta, realizando una gran campaña hasta antes del parate por la pandemia. Además, llegó a semifinales de Copa Argentina donde fue eliminado nada menos que por el River de Gallardo.

Si se confirma su llegada a Godoy Cruz, estaremos en presencia de un hombre que a tan solo 41 años ya ha dirigido en todas las categorías del fútbol argentino. Desde la Primera D a Primera División en poco más de cuatro años. Todo un récord de un entrenador que no paró de crecer.