Julián Álvarez, la joya del fútbol argentino, vive un gran presente en River con tan solo 22 años y en su pueblo de Córdoba ya es ídolo.

Mira también: Una fortuna: los precios para ver la final de la Copa Libertadores

El delantero nacido en Calchín, provincia Córdoba recibió un gran reconocimiento del pueblo que lo vio crecer como persona y futbolista, en la entrada de Calchín aparece un cartel con su imagen y la frase “Bienvenidos a Calchín, tierra de Julián Álvarez”.

El joven jugador también tiene un mural y un reconocimiento en el club donde se formó como jugador antes de su llegada a River.