Fernando Cavenaghi, ex futbolista e hincha fanático de River Plate, definió a la Final de la Libertadores 2018 como lo máximo de la historia del fútbol. “Es el sueño de cualquier jugador”, tiró el Cavegol.

Leé también: ¿Vuelve el fútbol? En un país de Sudamérica aprobaron su retorno.

Mientras dura la cuarentena, River el Ciclo “Volver a los Orígenes” que organiza el Departamento de Captación de Juveniles de la institución. La innovadora idea consta de que ídolos del club o jugadores de mucha experiencia que vistieron esa camiseta, hablen por videollamada con juveniles del Millonario para sembrar el sentido de pertenencia con el club.

En casos anteriores, jugadores como D’Alessandro, Aimar e Higuaín mantuvieron una entretenida charla con los pibes del semillero. Esta vez, el turno fue del ex delantero Fernando Cavenaghi quien desplegó su experiencia a más de 200 jóvenes que participaron este viernes de la comunicación virtual.

Con River logró, entre otros títulos, la Copa Sudamericana 2014 y Libertadores 2015.

En un momento, el goleador fue consultado por la histórica final de Libertadores entre River y Boca en 2018: “Más allá de lo triste que fue todo lo que pasó antes (incidentes), lo que se vivió, lo que se generó y lo eterno que se hizo fue una locura. Terminó siendo la final más importante de la historia del club y del fútbol mundial. Un River – Boca en final de Libertadores, a la vista del mundo, es el sueño más grande que puede tener cualquier jugador y bueno, nos tocó a nosotros”, expresó el ex Villareal y Burdeos de Francia.

Luego agregó: “Yo disfruté muchísimo haber ido, estar con amigos, gritar los goles, haber estado con los chicos, el técnico, todo. Lo que hicieron fue fantástico“.

Además, fue consultado por los juveniles sobre su mejor momento con la camiseta de River Plate: “Fue en el año 2002”, contestó sin dudar Cavenaghi.

El ex futbolista en su primer paso por el club Milloanrio.

Y para consejo de los más chicos, les tiró: “Aprovechen todas las cosas que les da el club. Es un lugar del que no hay que irse nunca”, al final de la charla.