Cayeron por narcotráfico dos de los más temibles barras bravas de River

Dos de los hermanos de la familia Ferreras fueron aprehendidos tras un allanamiento: les encontraron cocaína, elementos para cortarla, balanzas, sumas de dinero en moneda nacional y extranjeras y una máquina para contarlo. Eran líderes de la Zona Norte de Los Borrachos del Tablón.

Leé también: Baja de último momento en la Selección Argentina.

Se trata de Alejo Ferreras, líder junto a sus tres hermanos de la facción Zona Norte de Los Borrachos del Tablón y considerado uno de los más peligrosos dentro del mundo de los violentos que dominan la tribuna Sívori del Monumental. Junto a él fue aprehendido su hermano menor Leonel en un allanamiento que en principio tenía como objetivo dar con ellos como presuntos autores de un robo a mano armada llevado adelante el 29 de septiembre y que terminó con una sorpresa policial cuando al ingresar a la casa familiar.

Encontraron un kilo de cocaína listo para ser estirado y pesado para su distribución en dosis de un gramo, balanzas, elementos de corte de la droga, una docena de celulares, una máquina para contar dinero y una cantidad de moneda extranjera.

El crecimiento de los Ferreras en la tribuna se produjo sobre todo en el último lustro, cuando en medio de la guerra interna por el poder de la barra armaron un ejército con gente reclutada en la villa La Cava, a pocas cuadras de su patria chica, Beccar. Pero venían destacándose desde una década atrás.

Leandro y Leonel Ferreras, los dos integrantes de Los Borrachos del Tablón.

El más popular en el submundo violento de la popular es Mauro, el mayor de la dinastía, quien saltó a la fama cuando fue señalado como el encapuchado que ingresó al campo de juego a amedrentar a sus propios jugadores en Córdoba, en el primer partido de la Promoción contra Belgrano de Córdoba, allá por 2011. Pero sus hermanos no se quedan atrás: dos de ellos le robaron la camiseta a Messi en el partido de Eliminatorias contra Colombia camino al Mundial de Brasil y el restante ingresó a la cancha en la final del Mundial de Clubes contra Barcelona en Japón para abrazarse a los jugadores de River.

Ahora, dos integrantes del clan quedaron detenidos. “Ya fueron indagados y están detenidos por mi causa, porque lo que se les encontró en materia de drogas es importante”, le dijo el fiscal López Vidal a Infobae.

Fuente: Infobae.