El estadio Víctor Antonio Legrotaglie cumple 87 años

El estadio y casa del Lobo mendocino cumple un año más de vida este 25 de marzo, ochenta y siete años de historia blanquinegra para uno de los estadios más míticos de la historia del fútbol mendocino.

Lee más: Los mendocinos por TV: la Lepra y el Lobo serán televisados

El estadio Víctor Antonio Legrotaglie, apodado así por el jugador mas emblemático del club Gimnasia y Esgrima de Mendoza, fue inaugurado en 1934 con un encuentro amistoso entre el Lobo mendocino y el Lobo de Santa Fé que convocó a mas de 20.000 personas.

En la historia del deporte de Mendoza el Legrotaglie esta entre los cinco estadios más grandes de la provincia acompañado por el Felciano Gambarte, el Buatista Gargantini y el estadio provincial Malvinas Argentinas, además la casa del Lobo fue el primer estadio en tener luz artificial en Cuyo la cual se estreno en un duelo ante Lanús con un empate 1 a 1.

Tras la gran remodelación en 2011 que incluyó insfraestructura moderna con la implementación del bufet, gimnasio, resembrado del campo y fosa perimetral. Finalmente el estadio tuvo su gran inauguración comtemporanea, el Lobo recibió a Sportivo del Bono en un goleada por 5 a 0 en el Torneo Argentino B para abrir la nueva casa de Gimnasia.

¡La gran hazaña del Lobo en el Victor Legrotaglie!

Una de las más grandes hazañas que protagonizó el estadio Victor Legrotaglie fue la vuelta del Lobo a la segunda categoría del fútbol argentino, el conjunto del parque tuvo la oportunidad de retonar a la categoría tras definir en su casa.

Este encuentro histórico del 27 de mayo de 2018 enfrentó al Lobo ante Defensores de Villa Ramallo, tras un largo recorrido el Victor estaría listo para vivir otra noche inolvidable para el pueblo blaquinegro.

Los mendocinos esperaron 913 días interminables para volver, tras un marcador en cero del primer encuentro, y tres intentos donde el Lobo no concretó su vuelta, Cristian Llama cerró la noche con un derechazo y con el Lobo devuelta en la B Nacional y nada menos que en el mítico Victor Legrotaglie.