El exentrenador de la Albiceleste, subcampeón del mundo en Brasil 2014, falleció este martes a los 66 años. Estaba internado desde hace dos semanas en Belgrano.

Lee más: Maipú le ganó 1 a 0 a Huracán Las Heras

Pasadas las 10:30 el cortejo fúnebre que trasladó los restos de Alejandro Sabella a La Plata partió desde el predio de Ezeiza. Tras la ceremonia íntima, cerca de las 12:30 Pachorra recibe todo el cariño de los hinchas en nuestra ciudad. Al grito de “Ohhh, acá hay una escuela, soy soldado de Sabella”, los albirrojos le dieron el último adiós.

A los cánticos se le sumaron escenas de profundo dolor. Las lágrimas y las flores arrojadas al féretro se confundían con los calurosos aplausos y el ya tradicional “Sabeeeella, Sabeeella”.  También se escuchó: “Vamos Pincha, ponga huevo, que Sabella alienta desde el cielo”.

Decenas de personas se encontraban desde las 10 en la rotonda de la bajada de la Autopista La Plata-Buenos Aires, identificados con los colores de Estudiantes pero también con camisetas de Argentina. El coche fúnebre siguió en caravana hasta el estadio UNO.