En la previa del partido entre Gremio e Inter de Porto Alegre en Brasil, los hinchas del Inter recibieron a piedrazos el micro del Tri y dejaron jugadores heridos. El clásico estaba programado para el día viernes y fue suspendido.

Mira también: Un argentino escapa de la guerra de Ucrania y Rusia

El partido de esta jornada era el primer clásico que iba a disputar el Cacique Medina como entrenador del Inter. Un jugador del Gremio recibió un impacto de piedra en el rostro.

Inter y Gremio se enfrentaban este sábado en el clásico de Porto Alegre por el Campeonato Gaúcho de Brasil, pero el encuentro fue suspendido por incidentes en la previa contra el ómnibus que traía al equipo visitante.

“Ante la cobarde y absurda agresión que sufrió nuestra delegación, ya comunicamos a la Federación Gaúcha de Fútbol nuestra decisión de no jugar el clásico este sábado. Nuestra atención en este momento está toda enfocada en la atención del jugador Mathías Villasanti, quien recibió un impacto de piedra en el rostro, y de los demás integrantes de la comitiva lesionados”, expresó Gremio en un comunicado.

“Además del desequilibrio técnico generado por el hecho delictivo y la ausencia de un ambiente deportivo para el partido, la decisión de Gremio también es una manifestación de repudio a toda forma de violencia”, agregó el club.

El clásico por el Gaúcho tenía el condimento agregado que Inter iba a recibir a un Gremio que este año jugará en Segunda División.

El director general del club, Carlos Amodeuage, dijo que la delegación estaba tranquila hasta que fueron sorprendidos por 100 hinchas con camiseta de Internacional, que empezaron a tirar una serie de objetos.