Nicolás Garrasi, el pibe de la Lepra que ya pide pista

Nicolás Garrasi, de 21 años, es una de las apariciones de Independiente Rivadavia. El sábado le marcó a Huracán Las Heras y ahora se ilusiona con debutar en primera con la Lepra.

Leé más: Los hinchas de Godoy Cruz y el color de las calles mendocinas.

Garrasi, de 21 años, llegó al Azul del Parque cuando tenía 14 tras jugar en el Centro de Formación de Futbolistas (Gimnasia N° 2), conducido por Aldo Bolado. “Los pibes del club nos queremos mostrar, queremos jugar. Al estar en el club desde muy chicos en las inferiores, esperamos este momento para sumar minutos y jugar en la primera”.

“Cuando hice el gol, si bien no era un partido oficial, lo grité con todo. Se te cruzan muchas cosas por la cabeza, lo primero que pensé fue en la familia y en los amigos que estuvieron en los momentos difíciles. Me puso muy feliz el haber podido marcar”, dijo a Ovación.

“Mucha gente me felicitó, recibí mensajes por Whatsapp y por las redes. Los mismos compañeros de equipo también me saludaron, la verdad que hay un plantel de primera y muy unido”, agregó el volante.

“Desde cero sí es mi primera pretemporada con el plantel profesional. En otras ocasiones me metieron en las pretemporadas, pero ya habían arrancado. Estuve con Gabriel Gómez, Luciano Theiler y Matías Minich, pero con Marcelo Straccia es la primera que arranqué desde el inicio”, reiteró el futbolista.

“Llega un momento que lo que te pide el técnico hay que hacerlo. Se agacha la cabeza y se trabaja. Uno tiene que trabajar para el equipo, es obvio que en algún momento voy a tener mis situaciones, pero sobre todas las cosas hay que ayudar a los compañeros”, cerró diciendo sobre lo que le pide el técnico dentro del campo.

El gol de Garrasi el sábado ante Huracán.