Daniel Oldrá: “Todo lo que me ha sucedido en la vida se lo debo a Godoy Cruz”

El Gato habló de lo que significa la histórica vuelta del Tomba al Feliciano Gambarte.

Cuando uno habla de los nombres que hacen referencia al club, se le viene a la mente el de Daniel Oldrá. El Gato, como es conocido, tiene un apego especial en Godoy Cruz ya que fue jugador y técnico del equipo; y además siempre estuvo presente para brindar una ayuda al Expreso. En el día de ayer, la cuenta oficial tombina anunció el retorno de la localía del plantel del Primera División a campo de juego del Feliciano Gambarte.

Lee más: Nacional de Uruguay le dedicó el campeonato al Morro

Por este motivo, el Gato dialogó con MTN y expresó lo que genera volver a jugar en el Gambarte y su pensamiento a futuro y su agradecimiento al club. “El Feliciano es como mi casa. El club fue creciendo conmigo adentro y todo lo que me ha sucedido en la vida se la debo a Godoy Cruz porque si no hubiera estado acá no me hubiera conocido nadie”; expresó el Gato quien está en el club desde los 8 años.

En cuanto a la posibilidad que surgió para la vuelta, Oldrá comentó: “Hoy, sin público, hay más posibilidades, con gente en las tribunas había que hacer otros arreglos que no sabría decirte. Pero ahora hay chances y yo creo que se dio en un momento justo”; y agregó: “Si al Malvinas no lo resembraban, no se hubiera dado esto. Yo siempre digo que a veces Dios determina algunas cosas.”

El Tomba, luego de enterarse del resembrado en el Malvinas, tuvo que buscar una alternativa para ser de local. Entre las opciones, se habló de jugar en San Luis, pero “la mejor opción es jugar en nuestra casa, gracias al esfuerzo del hincha”, dijo el Gato.

Hoy en día el Gambarte ha tenido muchas remodelaciones de cara al partido ante Arsenal el sábado por la Copa de la Superliga. Nuevas cabinas de transmisión, bancos de suplentes, iluminación, todo el estadio recién pintado, etcétera; son los arreglos que se hicieron en el estadio para la vuelta del Tomba y para finalizar, Oldrá expresó: “Yo creo que los trabajos lo han hecho por todo. Se hicieron muchas cosas para mejorar el Gambarte para el futuro”; y cerró “Dios quiera que sea culminante para que no volvamos nunca más al Malvinas y sigamos jugando toda la vida acá”.

El sábado, a pesar de estar prohibida la presencia de público, se vivirá una fiesta en los corazones bodegueros y la emoción será completa cuando el hincha pueda ver a su equipo de Primera División saliendo por el túnel del Feliciano Gambarte.

Foto: MDZ