El capitán argentino y una frase en medio de la vergüenza por parte de Brasil en un partido de Eliminatorias que duró solo cinco minutos.


Mirá también: Papelón: se suspendió Argentina Brasil en San Pablo


El plantel argentino ya estaba en el vestuario y de repente apareció de nuevo en escena Messi. Con una pechera y sin la camiseta ya daba una señal de lo que era una decisión tomada. Primero se detuvo a charlar largo con Dani Alves hasta que enfiló hacia la cancha nuevamente.

Ahí, junto con Scaloni se puso a hablar con Neymar y Tite y rápidamente se leyeron sus labios: “Nos vamos”.