El mediocampista argentino festejó la consagración del Sevilla ante el Inter italiano y admitió que “la unión del grupo fue la clave para ganar”.

Te puede interesar: Lucas Ocampos y un festejo bien argentino

Éver Banega, quien hoy se despidió del Sevilla español con el título en la Liga Europa tras vencer a Inter, de Italia, aseguró que se va del club de su vida “con la cabeza muy alta”.

“Estoy contento pero es un momento triste y emotivo. Me voy del club de mi vida, me voy satisfecho, con otro título y con la cabeza bien alta. La unión de este grupo ha sido la clave para ganar. Todo eso se ha plasmado durante todo el campeonato”, señaló Banega, quien se irá a jugar al fútbol de Arabia Saudita.

“Quiero agradecer a todos mis compañeros por hacerme ganar otra copa, al cuerpo técnico por habernos llevado a lo más alto y a toda la afición. La despedida es como creo que me merezco”.