El deporte amateur mendocino se une y le pide al Gobernador que los deje competir. Dirigentes de distintas asociaciones, federaciones y uniones elevaron un petitorio para la vuelta de la actividad.

Leé también: Un jugador de Primera, denunciado por acoso sexual.

Andrés Ramos, presidente de la Unión de Rugby de Cuyo y Daniel Marcellini, presidente de la Asociación mendocina de Hockey, hablaron en Aurora 91.3 y dejaron su opinión con respecto al deporte mendocino y el pedido por la vuelta a la actividad.

Los entes que nuclean a deportes como el rugby, hockey sobre césped, hockey sobre patines, fútbol, fútbol de salón, básquetbol, balonmano y vóleibol, entre otros, pidieron al Gobernador por la vuelta de la competencia en una carta.

Marcellini comenzó hablando: “Hace ya bastante tiempo que venimos trabajando con los protocolos para poder trabajar con los clubes. El primero que presentamos fue en mayo y luego nos habilitaron a poder tener diez jugadores por cancha, se suspendió y volvimos a lo mismo”.

“Hace un mes presentamos un protocolo para volver a la competencia y pedimos hablar con el gobernador y hasta ahora no tuvimos respuesta”, agregó al programa radial Argentina También Juega.

Por su parte, Andrés Ramos sostuvo: “Creo que la circunstancia nos lleva a una generosidad mayor de buscar un consenso mayor”.

Luego añadió: “El deporte hace muy bien, el deporte te libera la cabeza, te aleja de los vicios y a partir fe estas funciones que te genera el deporte, estamos tratando de que el Gobierno entienda de que los jugadores necesitan tener esa contención que el deporte les brinda”.

“Yo creo que la Subsecretaría de Deportes no tenía las facultades para decidir en forma directa. La situación es la que está planteada y tenemos que esperar”, contó Marcellini.

“Esto no es un tema que sea 100% económico, la realidad es muy dura pero lo que genera para el deportista volver a la competencia y volver a hacer algo, me parece que no se puede dejar de advertir todo lo positivo que le genera”, sentenció Ramos.

Fuente: ADN Pais.