El crack brasileño Robinho, quien pasó por el Milán y el Real Madrid, fue condenado a 9 años de prisión por un delito de violencia sexual. Esto se confirmó este jueves en Italia.

Leé también: River festejó el segundo aniversario de la final de Madrid.

El Tribunal de Apelación de Milán confirmó este jueves la condena de nueve años de prisión para Robinho y su amigo Ricardo Falco por el delito de violencia sexual grupal contra una mujer albanesa en 2013, cuando era parte del plantel de Milan. La sentencia es en segunda instancia de la Justicia italiana.

De todas maneras, tanto Robinho como Falco podrán apelar a un Tribunal de Casación. Sólo después de que se tramite el proceso en esa tercera instancia, un imputado puede ser declarado culpable. Pero la decisión de Apelación se hará pública en 90 días, con los argumentos para confirmar la pena de prisión. Luego, los abogados podrán presentarse ante Casación.

Este Tribunal puede solicitar una prisión preventiva o un arresto domiciliario porque esto se contempla por la Justicia para casos de violencia sexual grupal. Pero como el jugador reside en Brasil y este país no extradita a sus ciudadanos, la Justicia italiana puede enviar una orden de captura internacional al Estado. Otra posibilidad es detener al futbolista cuando éste ingrese a cualquier lugar de Europa.

“Me río porque no me importa, la mujer estaba completamente borracha, ni siquiera sabe lo que pasó” (…) “La policía no puede decir nada, yo diré que estuve contigo y luego me fui a mi casa”, fue lo que dijo Robinho en un audio.

Ese material se difundió y su equipo (Santos) le rescindió el contrato inmediatamente.

Con información de Olé.