El equipo profesional de Campana vivió una jornada repleta de tensión y con graves acusaciones luego del partido ante Barracas Central.

Mirá también: Video: el lujo de Di Maria frente a Brasil que se volvió viral

El plantel de Villa Dálmine vivió una jornada de fuertes tensiones y con graves acusaciones internas. Futbolistas del club señalan a cuatro compañeros de haber “ido para atrás” en el último partido frente a Barracas Central, en el cual perdieron por 3-1 en Campana y no lograron impedir la clasificación del ‘Guapo’ a la final de la Primera Nacional.

El ‘Viola’ culminó el campeonato en el puesto 14 de la tabla de posiciones de la Zona B, sin chances tampoco de ingresar a la Copa Argentina. En la última fecha, tenía la chance de arruinar la fecha del equipo de Rodolfo de Paoli, que necesitaba de un triunfo obligatorio para acceder a la gran final que dirimirá este domingo frente a Tigre por el primer cupo para la Primera División.

Según pudo averiguar Doble Amarilla, hoy por la mañana, en la previa del entrenamiento, hubo una charla entre los futbolistas y el cuerpo técnico de Dálmine. 

La polémica

En ese diálogo hubo cuestionamientos de los futbolistas que jugaron “a ganar” contra otros cuatro -las identidades no fueron reveladas- que “fueron para atrás” y no hicieron esfuerzos para impedir que Barracas sumara de a tres. Los cañones apuntan a un delantero, un defensor y otros dos cuyos puestos tampoco fueron revelados.

Fuentes del club le aseguraron a este medio que “hay mucho enojo” porque esos cuatro futbolistas fueron los que “mancharon el honor del resto del plantel, del cuerpo técnico y del mismo club”.

Fuente: Doble Amarilla