El presidente de la federación haitiana de fútbol, Yves Jean-Bart, conocido como “Dadou” ha sido acusado de abusar sexualmente a jóvenes futbolistas en el centro nacional de entrenamiento de ese país. Se entiende que los presuntos incidentes ocurrieron en los últimos cinco años. Hay preocupación en la FIFA.

Leé también: Pintadas en la Boca en contra de Sebastián Villa.

El dirigente internacional, quien ocupa su cargo desde el año 2000, niega rotundamente las acusaciones de haber obligado a varios jugadores y jugadoras juveniles a tener relaciones sexuales en el Centro Técnico Nacional Croix-des-Bouquets. Según informa The Guardian, los hechos habrían ocurrido en los últimos cinco años.

Jean-Bart, de fluido contacto con el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, ha sido acusado por varias jugadoras del fútbol femenino de ese país de un promedio de 17 años. Afirma The Guardian que una de ellas tuvo que practicarse un aborto tras el abuso sexual del presidente de la institución.

Por su parte, el hombre en cuestión afirma: “Nunca hubo ninguna queja contra la federación, ni contra el personal involucrado en nuestra academia, ni contra mi persona. Las acusaciones son claramente una maniobra para desestabilizar a la FHF, el carácter del presidente y su familia”.

Sin embargo, fuentes afirman que “varias mujeres perdieron su virginidad con Dadou” y que son “rehenes” debido a que si hablan serán despedidas como futbolistas.

Jean-Bart, a su vez, dijo: “No alentaría tales prácticas en el fútbol haitiano, mucho menos en el centro que está bajo mi responsabilidad. Si hubiera tales casos, alentaría a las víctimas a presentar una queja ante la federación y las autoridades judiciales del país. Estamos listos, a nivel de la federación, para apoyarlos ”.

Desde la FIFA están al tanto de la situación. Estuvieron en contacto recientemente con la federación de Haití como parte de una ronda general con las 211 asociaciones miembro de la FIFA en relación con la actual pandemia de coronavirus. En la conversación Infantino manifestó su preocupación por los presuntos abusos y señaló sobre el programa dedicado a mejorar los estándares de protección infantil en el fútbol.