Tres jugadores de Sarmiento de Chaco, que actualmente milita en el Federal A, fueron detenidos por jugar un “picado” en pleno aislamiento obligatorio el pasado miércoles. Además, la policía les secuestró una pelota de marca Nassau.

Lo que ocurrió en Chaco resulta insólito e incomprensible en tiempos de confinamiento. Mientras el mundo atraviesa una pandemia, tres futbolistas de Sarmiento de Resistencia rompieron la cuarentena para jugar entre ellos un partido de fútbol en plena calle y fueron detenidos por la policía debido a que no se trata de una actividad escencial. Los futbolistas son Brian Meza, Mikhail Colombo y Mauricio Campolongo. El hecho ocurrió el miércoles por la noche.

Leé también: Gustavo Reggi: el mendocino que triunfa en Honduras.

Fueron interceptados en la calle Marcelo T. de Alvear al 1265 de la capital chaqueña, según informó Diario Norte. Quedaron demorados y se les secuestró la pelota por romper con el aislamiento social preventivo y obligatorio decretado por el Presidente Alberto Fernández a raíz del avance de COVID-19 en el mundo.

Dos de los tres jugadores del plantel que fueron detenidos no formaban parte del equipo titular que dirige Raúl Valdez. Meza, volante central de 28 años, es parte del once inicial cada vez que el Aurirrojo salta al campo de juego. Mientras que Colombo, también mediocampista de 28 años y Campolongo, lateral izquierdo de 24 años, son suplentes en el Decano.

El conjunto de Resistencia marcha segundo en la tabla de la Zona 1 del Torneo Federal A con 36 unidades a tan solo dos puntos de Güemes de Santiago del Estero.

“Los desaprensivos futbolistas infrigieron lo estipulado por la previsión al Decreto Nacional N°260/2020 y Secretos Provinciales N°429/2020 y 430/2020 del cual se dispuso el Decreto N°433/2020 en el que dispone el cese preventivo y temporario de las actividades de los establecimientos comerciales. La policía procedió a la demora de los tres masculinos y al secuestro de una pelota de fútbol, marca Nassau”, informó el medio chaqueño sobre la situación.

Horas más tarde, Colombo expresó en su cuenta de Twitter su descargo por el revuelo que tomó el tema y aclaró que se encontraban entrenando.