El director técnico de Independiente Rivadavia, Gabriel Gómez, viajó de urgencia debido a un accidente que sufrió su mujer en Villa Ramallo.

Mira también: La fiesta de los hinchas de la Lepra en el Malvinas Argentinas

En horas de la mañana del martes el “Comandante” Azul tuvo que salir de urgencia de la provincia de Mendoza hacía Villa Ramallo, su esposa Pilar sufrió un grave accidente que la dejó en grave estado según sus allegados.

Frente a esta dura noticia para Gabriel y su familia todo el pueblo leproso dejó su mensaje de apoyo para el Comandante en este difícil momento.

Desde la Lepra esperan que Gabriel Gómez vuelva para estar presente el domingo 8 de mayo en el duelo que tendrá Independiente Rivadavia ante Guillermo Brown en Puerto Madryn. Esto dependerá de la evolución de su mujer en los próximos días.

El presidente de Independiente, Carlos Castro reveló en un charla con el programa radial “Ídolos y Anónimos” lo que Gómez le dijo frente a esta situacion con la salud de su familia.

 “Ayer a última hora Gabriel me comunicó que a su esposa le explotó una estufa. Tenía comprometida las vías respiratorias” contó el dirgente de su charla con Gabriel Gómez.

Frente a la su ausencia en los trabajos del equipo durante la semana, dijo: “Antes de irse dejó todos los enteramientos programados. Ojalá la evolución sea rápida. Ahora Lucas Toledo y el cuerpo técnico quedaron al mando del plantel”.

El partido de Independiente Rivadavia frente a Chacarita

Independiente Rivadavia cayó frente a Chacarita en el estadio Malvinas Argentinas por la Primera Nacional, la Lepra no pudo tras un gran partido frente al Funebrero.

La visita logró adaptarse rápidamente desde el inicio del partido, así fue como llegó con ocasiones más claras para poner el resultado a su favor en el primer tiempo.

La Lepra logró generar situaciones con Ambrogio y Vidal encabezando el ataque, sin embargo no estuvo fino para marcar la diferencia en los primeros minutos, la Lepra despertó en el final con las actuaciones de Matías Quiroga y Franco Coronel para descontar.

Lo mejor del encuentro