En este contexto de pandemia por COVID-19, La Nación elaboró un estudio que detalla cómo es la pirámide salarial del fútbol en Argentina dividido en cinco categorías. Del sueldo más alto en Superliga, al más bajo en la Primera C.

Leé también: Bomba en Independiente Rivadavia: renuncó el presidente Berríos.

En total hay 3.800 jugadores en el fútbol argentino con contrato en la actualidad en las cinco divisiones profesionales del país. El estudio expresa cuanto es el sueldo promedio de cada categoría y la diferencia de ingresos que hay entre los jugadores de las diferentes divisiones.

El estudio elaborado por La Nación, deja en claro que hay solamente 285 jugadores que forman parte de la élite de nuestro fútbol cobrando más de medio millón de pesos ($500.000) y estos corresponden a la Primera División. Los siguen 194 futbolistas que parten de la base de los $200.000. Luego, hay 79 que reciben $90.000 a $200.000, casi 150 que parten de los $40.000 a los $90.000 y en el útimo escalón hay 250 que cobran como máximo $40.000. En total son 985 jugadores los que tienen contrato en la actual Superliga.

En la Segunda División, los números lógicamente descienden. El salario promedio de la Primera Nacional va desde los $80.000. Sin embargo, hay jugadores que cobran $350.000, mientras que el sueldo mínimo es de $20.000. Si nos vamos al Federal A, el sueldo promedio ronda los $40.000, el mínimo es de $23.000 y el máximo $100.000. Esta división está equiparada con la Primera B Metropolitana.

Leé también: Cuáles son los jugadores más valiosos de la Superliga.

En cuanto a la última categoría profesional, la Primera C, el promedio de sueldo es de $30.000 por mes con un mínimo de $20.000 y un máximo de $50.000.

En los extremos de los balances encontramos a Carlos Tévez como al jugador “más exitoso” o que puede vivir sin cobrar. El Apache es uno de los que se encuentra en la élite de nuestro fútbol. Sin embargo, del otro lado el extremo lo cierra un jugador de la Primera C llamado Ariel Cafferatta, quien juega en Deportivo Laferrere y tiene 40 años.