El jugador de Independiente Rivadavia, Luciano Sánchez, contó en el programa radial Dos De Punta su situación actual con respecto a la cuarentena. Además, expresó que “no sabemos que pasa ente los dirigentes y el síndico” con la regularización de su sueldo y el de sus compañeros.

Luciano Sánchez, futbolista de la Lepra, analizó el presente del fútbol argentino en medio de la pandemia. “Uno intenta entrenar y ponerse a tono pero no es lo mismo que ir al club con la pelota. A medida que pasa el tiempo, vemos qué vamos haciendo, no sólo en el fútbol, sino en general. Sabemos que es muy probable que hasta 2021 no vuelva el fútbol”, soltó el Cheche.

Sobre la deuda que mantiene el club con todo el plantel, manifestó: “No sabemos qué pasa entre el síndico y los dirigentes. Al no haber competencia no hay ingresos. Nosotros tenemos problemas desde la primera fecha. Uno siente que uno le pasa la pelota al otro”.

El trabajo lejos del verde césped en cuarentena

Los jugadores del Azul no solamente se vieron afectados por el parate de las actividades si no también por la situación contractual que vienen arrastrando hace meses. Ante esto, Sánchez contó que está trabajando, fuera del fútbol, para poder pasar esta cuarentena.

“Estamos vendiendo alimento para perros a través de distintas distribuidoras. Mi novia trabaja también y nos vamos distribuyendo la plata”, comentó el futbolista.

El volante leproso, como tantos otros jugadores, por el mal momento económico de sus clubes y el parate de la actividad regular, han tenido que pensar en generar otra entrada de dinero. Además, el avance de la pandemia no ayuda y provoca que los clubes no vuelvan a la normalidad, más allá de que la situación de la Lepra se haya agravado aún más por el Coronavirus.