Jacobo Mansilla, volante del equipo de Gimnasia y Esgrima de Mendoza, disparó contra la dirigencia del Lobo mendocino por su situación actual. “Los dirigentes actúan de mala manera”, tiró el futbolista.

Leé también: Polémica por la reducción de sueldos en Godoy Cruz.

En diálogo con el suplemento deportivo Ovación de Diario UNO, el volante contó que quedará libre el próximo 30 de junio. El ex Patronato fue separado del plantel hace meses y todavía no puede acordar la rescisión de su contrato.

“Estamos encerrados como todos. En lo deportivo esperando que se resuelva mi situación para poder irme. Con los dirigentes no tengo mucho diálogo. Espero poder irme y que quede todo bien”, comentó.

Luego agregó: “Cuando llegué tenía muchas expectativas, no coincidimos con lo que el entrenador esperaba de mí. Me dolió y me molestó la decisión cuando me dijeron que no me iban a tener en cuenta. Lo entiendo pero no lo comparto“.

Llegado el momento, Mansilla le dio con todo a la dirigencia del Blanquinegro: “Lo que me ha molestado son los temas dirigenciales, de actuar de mala fe, de mandarnos a entrenar a otro lugar para que nos desgastemos y nos vayamos. Son malas acciones que dolieron mucho”, afirmó el futbolista.

Con respecto al tema del sueldo, reveló: “Lo último que recibí fue la mitad de Diciembre. No se fijan si tengo gastos de familia. Saco plata de dónde sea para poder pagar. No estoy salvado y tengo que sostener una familia numerosa”.

“Es culpa de los dirigentes que actúan de mala manera, tendrá que haber una solución porque ya se me termina el contrato. Es una mala situación”, insistió.

Sobre los recuerdos de la provincia y su futuro en el fútbol, soltó:

“Me llevo los mejores recuerdos de Mendoza, hay gente muy agradable, los compañeros siempre han tenido buena predisposición conmigo y siempre se trabajó con humildad

“Con esta situación el jugador está complicado, no se sabe si van a extender los vínculos y la mayoría de los futbolistas van a perder mucho”, cerró.