El arquero y capitán de la Lepra renovó su contrato con el club mendocino. Admitió que tuvo ofertas de otros equipos, pero que la prioridad siempre fue el Azul.

Leé también: Nelson Ibáñez y todos los detalles de su llegada al Tomba.

Cristian Aracena acordó su continuidad en Independiente Rivadavia hace pocos días y seguirá siendo el capitán y referente del equipo mendocino. “Estoy contento por haber continuado en la Lepra, es el lugar en el que quiero estar. Hay aires nuevos y eso me ilusiona”.

Sabido es que este 2020 no ha sido fácil para el club del Parque mendocino y, por cuestiones extra futbolísticas la Lepra siempre estuvo en el ojo de la tormenta. “Es fácil siempre pegarle a Independiente. Siempre se hace foco en lo malo y pocas veces en lo bueno. Se lleva siempre a otra cosa”, declaró el capitán.

Me llamaron de otros equipos y tuve la posibilidad de que me hablen muchos representantes. Pero la Lepra me tira mucho y me cuesta no ponerlo como prioridad”, dijo Aracena en una entrevista radial con Argentina También Juega por Aurora 91.3.

Sobre la anterior gestión dirigencial, contó: “Se dijeron muchas cosas y muchas mentiras que no se podían salir a desmentir porque ya quedaron instaladas. Sobre la dirigencia anterior las situaciones malas las pasamos con lo económico, fue un desgaste y nunca lo pudimos acomodar. Después no tuvimos otros problemas”.

Sobre el nuevo cuerpo técnico y la llegada del nuevo entrenador de arqueros, sostuvo: “Hablé con Straccia. También me gusta y me motiva muchísimo que el Gato (Garín) llegue con el cuerpo técnico como entrenador de arqueros. Fue mi primer formador y tengo muchos recuerdos porque me enseñó mucho. También tiene una muy buena calidad humana”.

Y para finalizar recordó: “Yo iba a la escuela turno tarde y los entrenamientos con él eran también a la misma hora. Por ahí el Gato incidía para que se me hiciera un hueco y pudiera entrenar. El recuerdo es muy bueno”.