El entrenador de Gimnasia y Esgrima de Mendoza hizo referencia al partido ante el Matador. Además criticó al arbitraje.

Leé también: El duro momento de Tito Ramirez.

“Nos queda un sabor amargo porque hicimos un buen partido. Jugamos con mucha intensidad frente a un equipo de jerarquía. Hicimos todo para ganarle a Tigre. Creo que nos faltó en el segundo tiempo ser un equipo más profundo. Hicimos un partido correcto y merecimos quedarnos con el triunfo”, comenzó diciendo.

“”Nos faltó ser más punzantes en los metros finales, no fuimos claros a la hora de terminar las jugadas. Me quedo con el esfuerzo de los jugadores, hicieron un partido bárbaro y me voy amargado porque perdimos dos puntos”.

“Nosotros estamos para dar pelea y vamos a dar lucha hasta el último minuto, mientras tengamos chances seguiremos peleando, es una lástima que hayamos perdidos dos puntos”, sostuvo el ex Colón y Godoy Cruz.

Sobre el polémico arbitraje indicó que: “Nosotros hacemos nuestro trabajo y estas cosas te van sacando del partido y te molestan. Nosotros no podemos hacer nada con algunas cosas que están pasando en el fútbol argentino. Tengo que hacer el mejor trabajo por Gimnasia y seguir peleando por el objetivo del ascenso”.