Los equipos del Ascenso del fútbol argentino fueron los primeros en abrir sus puertas en plena crisis contra el coronavirus para ayudar según su ubicación. También alojan a personal de seguridad, realizan ollas populares y distintas donaciones.

Leé también: Confirmado: temporadas suspendidas, ascensos en la cancha y sin descensos en el fútbol argentino.

El fútbol, todos sabemos, no son solamente 22 tipos corriendo detrás de una pelota. El rol social que tiene este deporte, en este caso en Argentina, emociona. Aquí, los clubes que menos tienen, son los que más ayudas han brindado en la crisis mundial por el coronavirus con acciones solidarias. Principalmente, los clubes de barrio.

Sin actividad, la economía de muchas instituciones se complica y pasa a ser un verdadero problema. Aún así y con muchas deudas, los clubes muestran su lado social saliendo a ayudar en sus zonas de influencia a los más vulnerables, los que realmente la están pasando mal, para intentar brindarles las necesidades básicas.

Prácticamente todos los clubes pusieron sus instalaciones a disposición del Estado, equipando sus gimnasios o polideportivos con camas para que sean utilizadas si es necesario. Uno de los ejemplos es Nueva Chicago que mediante su presidente, Germán Kent, expresó que sus instalaciones se encuentran con camas para brindar ayuda a los hospitales de la zona de Mataderos.

Al caso, también se suma el Club Almirante Brown, que milita en la B Metropolitana. Acondicionaron su sede social de San Justo y llevó adelante una campaña de donación de sangre junto a la Fundación Hemocentro de Buenos Aires.

A la iniciativa, se sumó el Club Real Pilar, de la Primera C. Ubicó 100 camas en su predio para ser utilizadas en caso de ser necesario. También Talleres de Remedios de Escalada, de la B Metro y Brown de Adrogué de la Primera Nacional.

Deportivo Merlo y Argentino de Quilmes, realizan también distintas ayudas solidarias como: la utilización del Estadio Centenario de Quilmes para centro de logística de tareas del Ejército Argentino.

Las ollas populares, otra acción solidaria en distintos clubes

En los barrios más humildes, clubes como Berazategui realizan colecta de alimentos y las conocidas “ollas populares” en sus inmediaciones. E Ituzaingó hace donaciones con el merendero “Manita de Dios”, del Barrio San Juan.

Yupanqui, de la D, entrega de lunes a viernes más de 300 viandas a vecinos de Ciudad Evita que están afectados por la pandemia. También brindaron vacunas antigripales de forma gratuita.

Solo por mencionar algunos ejemplos de instituciones que no atraviesan un buen momento económico, hacen los posible por estar al día con sus trabajadores y sin embargo, realizan estas acciones solidarias que conmueven a más de uno. Sin dudas, estas ayudas son de gran necesidad en todos los puntos del país y con el correr del tiempo, muchos clubes se sumarán con distintas donaciones y colaboraciones para ciudadanos que están atravesando un muy mal momento con esta pandemia de COVID-19.