Neymar vio la roja en el partido clásico ante el Olympique de Marsella de este domingo en París. El brasilero se descargó en las redes y se arrepintió de no haberle pegado en la cara a quien lo trato de racista.

Leé más: VIDEO: en el clásico francés se dieron con todo.

En un tumulto, tras varios idas y vueltas entre Álvaro González y Neymar, el árbitro consultó al VAR por una posible agresión del brasileño. En el vídeo se ve claramente como le pega en la nuca y por eso se fue expulsado.

Ante la decisión del árbitro, Neymar le gritó a la cámara que Álvaro lo había discriminado y es por eso que el crack del PSG decidió descargarse por Twitter.

De lo único que me arrepiento es de no haberle dado en la cara a este pendejo“, escribió primero Ney en portugués.

Luego agregó: “El VAR va a captar mi agresión porque es fácil. Pero ahora quiero ver la imagen cuando me dice “Mono Hijo de Puta”.

Lo cierto es que el partido fue muy picante. Hubo en total 14 amonestaciones y 5 tarjetas rojas, entre ellas, una para el argentino Paredes y otra para Benedetto.