Un 17 de mayo pero del año 2008, David “Fideo” Fernández pasó a formar parte de la leyenda de los famosos “Botines Rojos” con los cuales supo convertirle goles fundamentales a Independiente Rivadavia en aquel torneo. El protagonista contó cómo comenzó la historia y el robo antes del partido que abrió paso a la leyenda de un simple par de botines rojos.

Leé también: El increíble récrod de Godoy Cruz y sus técnicos el último año.

El Club Godoy Cruz recordó en sus redes sociales que un día como hoy pero hace 12 años, David Fernández terminó de darle forma a la gran leyenda de los botines rojos cuando le marcó el gol definitivo del partido a la Lepra en el Bautista Gargantini. Sin embargo, la historia comenzó tiempo antes en el Estadio Malvinas Argentinas.

“Quiero agradecer a la gente de Godoy Cruz por el cariño que me brindan siempre, de corazón. Hoy se cumplen años de los famosos botines rojos y quiero recordarlo un poco”, comenzó diciendo en el video especial difundido por el club en youtube.

Momento exacto en el que Fernández define para el gol.

“Como saben, nos robaron la utilería y nos llamaron los dirigentes a la habitación del hotel y tuvimos que ir al shopping a comprar todo de nuevo. Botines, vendas, canilleras porque la utilería había quedado vacía. A mi me gustaron unos rojos, eran los más caros y un dirigente me dijo: ‘Sos un desastre o la rompes’ porque eran muy llamativos. Cuando jugamos el primer partido tuve la suerte de hacer dos goles. Fue el primer sueño hecho realidad”, recordó el delantero.

Luego, sobre el partido en el Gargantini, agregó: “Esa tarde me toca ir al banco, tenía puestos unos botines negros y el utilero con Fernando Cámara me dicen que me ponga los rojos, que tenían agua bendita. Me los cambié en el entretiempo y bueno, vino en el segundo tiempo un centro cruzado que bajó Marcos Barrera y la empujé. Todos pedían off-side pero el línea corrió para la mitad de cancha y ahí se me cayó el mundo encima”.

“Fui corriendo para una esquina y lo primero que hice fue sacarme los botines y besarmelos. No fue para cargar ni nada, fue algo que hice para agradecer por lo que estaba viviendo. Fue una tarde soñada”, comentó emocionado Fernández.

En la memoria de todos los tombinos quedará aquellos grandes triunfos que logró el Expreso de la mano del “Fideo” que fueron fundamentales para lograr el ascenso a Primera Divisón del fútbol argentino. Tan cargado de emociones fueron esos dos “clásicos” que se conoce a la historia como la “Leyenda de los Botines Rojos”.

Mirá los goles de Fernández a la Lepra con la camiseta del Bodeguero.

El video compartido por el Departamento de Prensa de Godoy Cruz en lo que significa un nuevo aniversario de aquella tarde donde el Tomba se quedó con el gran partido.