Este jueves se declaró que el 27 de agosto será el día del hincha de Huracán Las Heras. El mismo se decretó por el natalicio del hincha número uno del Globo, Luis Rubiño.

Leé también: Los hinchas de Huracán Las Heras ya tienen su día.

Quien haya ido al General San Martín como hincha o a cubrir un duelo del Globo, habrá notado seguramente a un hombre que ve los partidos dentro del campo de juego. Lejos de los micrófonos, de las cámaras y mucho más de ser un protagonista desde lo futbolístico, el “Cerebro” está ahí, al costadito, como siempre. Mirando el partido, viviéndolo como uno más. Pero no es, simplemente, uno más.

Aquellos que también han podido seguir al Globo de visitante, se lo han cruzado en terminales, en shopings y en las calles de Río Cuarto, Catamarca o donde sea que el equipo vaya. El “Cerebro” está.

Muchos dicen que eso es lo importante. Lo que lo hace diferente. Estar. Simplemente estar. Pierda, gane, empate, llueva, haga calor o nieve. Rubiño está.

A “Lucho“, quizás no le importa pasarse 48 horas viajando en un micro para ver a su equipo. Mucho menos le importará esperar 12 horas en una terminal de ómnibus cuando las luces de la cancha ya se apagan y todos emprenden el largo camino de vuelta a casas.

El Cerebro está. Y a lo lejos lo ven venir caminando bajo los 38 grados de calor de Catamarca o los 0 grados con un frío tremendo en Puerto Madryn.

Leé también: Astudillo prepara al Globo que va por todo en el Federal.

Si la cancha fuese como la escuela, Lucho tendría asistencia perfecta. Él está. Muchas veces solo, a veces acompañado. Y siempre con su fiel andador que necesita para caminar porque una hidrocefalia severa no lo deja moverse con normalidad.

El hincha número 1 de Huracán Las Heras recibirá el próximo 27 de agosto un homenaje merecido porque justamente el día de su nacimiento se conmemorará el día del hincha. “Huracán es todo”, va respondiendo a cada persona que le consulta por sus locuras. Y si, para él, es todo.