Los hinchas de Flamengo fueron a buscar a los jugadores tras la derrota en la final del Torneo Carioca y se armó en la salida del estadio.

Mira también: Un argentino y un gol olímpico en la Copa Sudamericana

Luego de la derrota del Fla en la final del torneo frente a su clásico rival Fluminense la tensión fue en aumento tras finalizar el partido, a pesar del triunfo en el debut de la Copa Libertadores, los hinchas del Mengao fueron al entrenamiento para “hablar” con los jugadores.

Este gran número de hinchas ya se había presentado en el aeropuerto para manifestar en la salida del equipo hacía Perú. Un hecho insólito se presentó al regreso de Flamengo a Brasil, desde la dirigencia avisaron a los referentes del plantel que atenderían a los barras lo cual fue tomado con rechazó.

Así fue como un importante número de torcedores dijo presente esta mañana en Ninho do Urubu, con el objetivo de no dejar ingresar a los jugadores.

Y así fue como se vieron las imágenes que captaron periodistas de Brasil, donde se llegó a ver hasta hinchas tirándose encima de los autos para hacerlos frenar. Algunos, como Gabigol o David Luiz, bajaron los vidrios para intentar dialogar con los fanáticos, que tuvieron que ser reprimidos por la policía. Sin embargo, terminaron logrando su cometido y algunos pudieron ingresar al predio a dialogar con los referentes.

Además estos barras dejaron su marca y un presente para los jugadores tras la visita en las afueras del entrenamiento, una réplica de ataúdes apareció en las inmediaciones con la cara de los protagonistas para expresar su descontento con el resultado.