Sergio “Kun” Agüero dio a conocer uno de sus recuerdos de su infancia. “En el barrio todo era por plata y había que ganar”, contó en una partida de Play Station con distintos usuarios.

Leé también: Reunión de capitanes: economía y salud, los temas más importantes de la charla.

El letal delantero del Manchester City es un fanático de los videojuegos. En esta cuarentena, ha sido un hábito que han tomado muchos y el Kun no quiso ser la excepción. Resultó que sus seguidores lo retaron por su alimentación y fiel a su estilo, Sergio respondió: “¿No me puedo comer un alfajor ahora? ¡Dale!. Les hago una pregunta: ¿Ustedes probaron el alfajor Capitanes del Espacio? Yo de chiquito me mataba jugando a la pelota por conseguir 25 centavos y comprarme un alfajor”.

Al mismo tiempo, un seguidor, identificado con la anécdota del alfajor saltó: “¡Aguante Quilmes!”. Y el atacante contestó: “¡Si, soy de Quilmes!”, recordando la ciudad donde se crió.

“En el barrio era todo por plata y había que ganar. Las apuestas eran por el doble de lo que ponías. Lo máximo que me llevé fue un peso cincuenta. Me acuerdo con mis amigos que ese día nos fuimos a comprar una gaseosa, jamón, pan y queso. ¡No sabés!”, contó entre risas el ex Atlético Madrid.

“Allá en el Sur (Ciudad de Quilmes) nos gusta comer alfajores después de los partidos. Hay que reconocer que en Argentina hacen alfajores ricos. A veces juntaba lo que me daba mi viejo que eran 10 centavos cada dos días y me daba un gustito”, recordó en una amistosa charla con sus seguidores.

Antes de finalizar, le dieron con todo: “Dejá de morfar que te ve Guardiola y te va a retar”, le tiraron. Pero con soltura dijo: “No pasa nada. Mañana entreno. Nosotros tenemos ese poder de entrenar, en dos o tres días lo que quemamos y estamos bien de nuevo”.

La figura de la Selección Argentina de Fútbol, en Inglaterra, dará clases de español y será maestro de chicos de Gran Bretaña mientras dure la cuarentena. Sus clases serán transmitidas en televisión. Su función será enseñar a que los chicos pronuncien los números en ese idioma.