Messi arrancó con lágrimas, sintió un gran aplauso y así conmovido estuvo en toda la conferencia de despedida del Barcelona.


Lee más: De terror, un jugador argentino no le quiso pagar a la barra y fue amenazado


Lionel Messi quiso despedirse personalmente del Barcelona. A lo grande, diciendo que nunca esperaba una despedida así, sin gente. Y que no lo esperaba tampoco en este momento, cuando “tenía todo arreglado”. 

Arrancó la conferencia con llanto y emoción, reconociendo que no sabía si iba a poder hablar y que estaba bloqueado. Vio los aplausos de Antonela y ex compañeros y también se quebró.

Humildad pura, dijo que era el momento “más difícil” de su carrera, sin dudarlo. Porque esta vez “no hay revancha, no hay mañana”. “Mucha tristeza porque me tengo que ir de este club al que amo y en el que no lo esperaba. Nunca mentí y siempre fui de frente diciendo la verdad. El año pasado quería ir y éste no, por eso la tristeza”.

“Hice todo lo posible parea seguir, nunca fue problema el contrato mío. Yo hice todo lo posible, Laporta me dijo que no se podía por LaLiga pero no sé. Sabíamos lo que habíamos decidido y pensado hacer”.

“Me hubiese gustado despedirme de otra manera. Nunca imaginé de otra manera. Me hubiese gustado hacerlo con gente, en el campo. Poder escuchar una última ovación de ellos. Lo extrañé mucho durante la pandemia. Extrañé tenerlos cerca. El aliento. Que coreen mi nombre”.