Lionel Messi fue titular en el primer amistoso con Ronald Koeman como director técnico. Además, fue el primer partido tras la dura derrota ante Bayern Múnich 8-2 en la Champions y el escándalo por la posible salida del argentino. Los detalles del partido y el gran gesto que tuvo Leo con Griezzmann.

Leé más: El Cholo Simeone tiene coronavirus.

El astro argentino jugó hoy los 45 minutos iniciales del amistoso que Barcelona le ganó a Gimnástic de Tarragona por 3-1, lo que significó su vuelta a la cancha después de su polémico intento de salida del club, en el primer partido de la era técnica del neerlandés Ronald Koeman.

El nuevo entrenador “blaugrana” colocó al argentino como titular, con unos pocos entrenamientos de pretemporada, debido a que se sumó al plantel recién el lunes pasado una vez fracasada su estrategia para romper sin cargo su contrato con la institución que preside Josep María Bartomeu.

Messi, portador del brazalete de capitán, no se hizo presente en el marcador y tampoco se hizo cargo del penal, ya que se lo dejó a su compañero Antoine Griezmann. El francés venía de errar un tiro desde los doce pasos con su Selección. Esta vez, el rubio la mandó a guardar para el 2-0.

Barcelona se puso en ventaja a los cinco minutos con un tanto de su compatriota Ousmane Dembelé y estiró la cuenta también a los cinco, pero del segundo período, a través del brasileño Philippe Coutinho, que regresó luego de ser campeón de Europa con el Bayern Múnich de Alemania.

La formación inicial dispuesta por Koeman estuvo integrada por Neto; Sergi Roberto, Gerard Piqué, Clement Lenglet y Jordi Alba; Carles Aleñá, Sergio Busquets y Pedri; Messi, Griezmann y Dembelé.

Su debut oficial en la temporada está previsto para el último fin de semana de septiembre ante Villarreal, en el Camp Nou, por la tercera fecha del campeonato español.