La famosa bandera de los hinchas peruano y la historia detrás de ella.

La Selección Argentina y Perú serán rivales esta noche desde las 20.30 en el Monumental. “Rivales, no enemigos”, sentencia una frase marketinera tan popular por estos días en el fútbol que perfectamente aplica al caso. Porque cuando hubo un enemigo en serio, Perú estuvo de nuestro lado.

Mira también: Argentina 3 – 1 Perú en el Monumental

“Para el Perú, las Malvinas son argentinas”, decía el trapo. Ya había pasado lo mismo cuatro años atrás, cuando la selección roja y blanca visitó a la Argentina en la Bombonera.

El mensaje no es para nada aislado: en aquel conflicto bélico, que tuvo lugar en 1982 y puso la soberanía de las islas en juego, el país incaico colaboró incondicionalmente con Argentina. “Fueron el principal aliado. Nadie se la jugó tanto como ellos”, le contó a Olé Hernán Dobry, historiador y periodista especializado en el asunto.

Transcurrido un mes del comienzo de la guerra, emisarios argentinos viajaron a Lima para pedirle a Belaúnde Terry, presidente de Perú por aquel entonces, aviones, submarinos, buques, misiles y otro tipo de armas y elementos para el combate. La ayuda llegó de inmediato, evitando enviar embarcaciones ya que necesariamente debían rodear la costa de Chile, aliado británico durante el conflicto, y hubieran sido descubiertas.

“Mandaron armamentos y aviones, traídos por pilotos peruanos que hasta se ofrecieron a ir a la guerra, aunque Argentina no quiso. También vinieron técnicos peruanos a capacitar a los soldados argentinos para usar armas que excedían nuestra tecnología”, relató Dobry.

Además de la ayuda directa, Perú le hizo otro favor gigante a Argentina: firmó órdenes de compra y certificados de destino final en blanco para que nuestro país le comprara equipamiento de guerra a Israel. Como Israel no quería venderle directamente a Argentina (la presión política del Reino Unido hubiera sido instantánea), se hizo una triangulación. “Fue una locura lo que hizo Perú. Nadie hace eso, poner el nombre de tu país para beneficio de otro en una guerra”, señaló el historiador.

“Eso no fue todo: los armamentos adquiridos a Israel fueron traídos por aviones de la Fuerza Aérea peruana. Y varios aviones que compró Argentina fueron pintados con las insignias peruanas para evitar que se descubriera la triangulación”, cerró Dobry, autor de los libros Operación Israel y Los Rabinos de Malvinas en los que profundiza sobre el tema.

Fuente: Diario Olé