El ex defensor de River fue el primer futbolista argentino en contraer la enfermedad en Italia y contó como logró recuperarse del coronavirus luego de que se le diagnosticara positivo el 14 de marzo, además explicó por lo que tuvo que pasar los días previos y su cuarentena en soledad para evitar riesgos a los miembros de su familia.

“Fuimos dos veces a Údine que en ese momento fue marcada como zona de riesgo, el primera día nos volvimos sin jugar, al segundo jugamos y un compañero arrancó con fiebre. Al otro día de jugar nos dicen que no vayamos a entrenar mas y a mí me agarró un poco de fiebre “ contó German en un diálogo con Diario Ole.

Tal vez te interese: “Mi padre murió en la pobreza, mi hermana nació en casa. Por eso haré un hospital”

“A penas me desperté me llamó el medico y me dijo: Mira, unos de tus compañeros dio positivo al virus así que vamos a ir al hospital a hacerte un test. Fuimos con un jugador que estaba en la misma y al día siguiente me dijeron que era positivo. A partir de ahí inicie la cuarentena donde estuve solo encerrado en mi casa” agregó el defensor de 28 años.

El mismo 14 de marzo la Fiorentina, a través de redes sociales, dio un comunicado confirmando que German Pezella, Patrick Cutrone y Stefano Danielli ( Fisioterapeuta de la institución) dieron positivo en la prueba de COVID-19, en ese mismo momento comenzaron el aislamiento durante 15 días.

Tal vez te interese: Hugo Gatti venció al coronavirus

“Tuve ese cagazo, por decirlo de alguna manera, de pensar ¿Mañana me despertaré sin respirar? ¿Estaré complicado o no?. Uno nunca sabe qué puede pasar. Traté de tomármelo con calma para no transmitir temor a la gente que quiero pero cuando uno esta en cama mirando al techo pasan muchas preguntas por la cabeza que uno se va haciendo” comentó el ex jugador del Real Betis de España.

“No es fácil esta etapa. Llevo prácticamente un mes encerrado en mi casa de Fiorencia. Cumplí con la cuarentena obligatoria de no estar en contacto con nadie. Hoy acá lo único que podes hacer es ir al supermercado, pero gracias a Dios tenemos la suerte de que nos puedan enviar la comida a casa, entonces evito también ir porque son colas enormes de gente, esperas a la intemperie” , agregó el futbolista argentino. “Afortunadamente, todo se ha ido ahora, y obviamente, una vez que llegó la respuesta positiva, me sentí muy feliz. Yo y los otros dos jugadores afectados, Vlahovic y Cutrone, hemos tenido síntomas diferentes. ¿De dónde sacamos el virus? No hay muchas alternativas. Haciendo un repaso la única manera de haberme contagiado es en el club”.