Gonzalo Higuaín habló acerca de su experiencia en ámbito donde se hizo un nombre como futbolista y dejó un clara reflexión.

Mira también: Julián Álvarez y un gran gesto con un niño de Entre Ríos

Como suele suceder en cada entrevista que brinda el jugador Gonzalo Higuaín abrió su corazón y no se guardó nada. El Pipita habló de las miserias que rodean al fútbol y argumentó por qué no querrá saber más nada con ese mundillo que lo rodea.

“La gente no tiene ni idea de lo que es un jugador de fútbol. Cree que jugamos al fútbol y ya está. Tenemos padre, tenemos madre, como ustedes. Y tenemos las mismas miserias que tenemos todos”, expresó en una entrevista concedida al programa Primer Impacto de la Cadena Univisión.

El tema central de esta repuesta del Pipa fue al ser consultado por la enfermedad que atravesó su madre, quien falleció en 2021: “A mí mamá la recuerdo desde el lado del amor, el lado sensitivo, cómo criar a mi hija. Cuando me decía que por mi hija iba a hacer cosas que nunca hubiera imaginado. Y es verdad”.

Con respecto a la carrera del delantero y el balance, el goleador expresó: “Superé ampliamente las expectativas que tenía y soy un agradecido de todo lo que me dio el fútbol aunque tengas que pagar un alto precio por eso.

“Y no hablo de lo económico, sino de la vida. La exposición, la maldad, el vivir juzgado todo el tiempo. Qué hacés y qué dejás de hacer… Cuando sos niño, no te imaginás eso”.

El delantero formado en River y con pasos exitosos por el Real Madrid, Juventus entre otros, tocó el tema de los memes, cargadas y críticas luego de perder la final del mundial con la Selección Argentina y la Copa América 2015 y 2016.

“Fracasar no es perder una final, fracasar es no lograr ser lo que quisiste ser. O no levantarte. Yo lo llamo más frustración. Las finales se definen por lo que hiciste antes, ¿o el Mundial se juega la final nada más? Se juegan los grupos, los octavos, cuartos y semis. Nuestra generación estuvo 19 partidos invicta en las tres competiciones, ni siquiera en las finales perdimos en los 90. ‘Pero Argentina en las tres finales no metió gol’, dicen. Y ellos tampoco”, valoró el atacante de 34 años que ganó 14 títulos a nivel clubes.

Finalmente el Pipita habló sobre su retiro e imaginó su futuro: “El jugador de fútbol sirve o existe hasta que juega al fútbol, después no te llama más nadie. Eso lo tengo clarísimo hace años. Es una botella descartable. Se vacía, te pisan y te tiran”.