El partido entre Argentinos y Defensa y Justicia terminó con una agresión al juez de línea en la Copa de la Liga de Argentina.

Mirá también: El festejo de Independiente Rivadavia en el Gargantini

Defensa y Justicia le ganó en forma agónica a Argentinos Juniors por 1-0, en uno de los partidos que cerraron la sexta fecha de la Copa de la Liga Profesional de Argentina.

El gol de Tomás Galván, a los 46 minutos del segundo tiempo, provocó que el desenlace en el Diego Armando Maradona haya sido bochornoso.

El juez de línea terminó ligando un botellazo, de parte de la gente del Bicho, que le cayó en la cabeza y, por suerte, no le provocó lesiones.

El ataque al juez de línea

Cuando el partido ya estaba sentenciado y la victoria del Halcón era una realidad por una jugada polémica convalidada por Martín.

Se armó el caos que envolvió a los jugadores del local, quienes, ni bien Ariel Penel sentenció el fin de las acciones.

Se fueron a increpar a los jueces e hicieron foco de sus protestas en el árbitro asistente, que vale destacar que no erró en su intervención en los movimientos previos al golazo de la visita.  

Transcurría el minuto 46 y Fontana picó en la misma línea que el defensor a buscar un cabezazo que iba directo al área local, hasta que lo vio llegar de atrás a Galván, que con un zurdazo letal y fortísimo sentenció la historia.

El gol de Defensa

Luego llegó el escándalo por parte de los futbolistas de Gaby Milito, quienes creyeron que el ex atacante de River y Banfield estaba inhabilitado. 

Las protestas al asistente. La reanudación de unos pocos segundos que le quedaban al encuentro. El cierre del cotejo y allí todo lo relatado en las líneas anteriores.  

Al grito de “si lo tiran al Bicho al bombo, va a haber quiilombo” se retiraron los protagonistas.

Esto no sin antes haber generado un conflicto que, cuando las pulsaciones bajen, sabrán que fue en vano porque el asistente acertó en dejar correr la jugada.