Los recuerdos salen a flote. La muerte del Tomás Felipe Carlovich conmovió a todo el mundo del fútbol. A modo de homenaje, en Argentina FC recordaremos el histórico partido que Talleres le ganó 3-2 al Milan de Baresi, Capello y Rivera en 1979 con el Trinche Carlovich dentro del campo de juego del Malvinas Argentinas.

Leé también: Falleció el Trinche Carlovich.

Un 7 de junio de 1979, casi un año después del Mundial del ’78 conseguido por Argentina, el Malvinas de Mendoza se preparaba para un hito histórico. Aquel duelo amistoso fue presentado como “Italia en Mendoza” en homenaje al inmigrante italiano.

Esa tarde de junio, Andes Talleres se presentó con: José Daniel Morón; Roberto Mario Suárez, Miguel Angel Mulet, José Basilio Spitalieri y Ricardo Martín; José Bernardo Báez, Humberto Agustín Magallanes y Raúl Horacio Battú; Carlos Armando Quiroga, Eleodoro Enrique Brandán y Hermes Obdulio Turatti. El entrenador era Miguel Converti.

En el segundo tiempo ingresó el Trinche, quien en unos minutos se convertiría en la figura del encuentro. Cedido por el Deportivo Maipú, declaró aquel día después del partido: “Hice lo que me gusta: tocar, meter caños, tirar túneles, como a mí me gusta. Se podía jugar paradito, hacer correr la pelota, así lo dimos vuelta. Me sentí muy bien, satisfecho por la victoria y de quedar en la historia de esta gran institución”.

En el gol del empate de de Turatti, la asistencia fue del elegante Trinche y en el gol de la victoria (3-2) también hubo participación del ex Lepra y Maipú con una jugada previa que provocó una falta al borde del área.

Leé también: El título con la Lepra en 1976, uno de los hitos en la carrera del Trinche Carlovich.

Hace algunos años en conmemoración a este partido, el Rey de Mendoza, dijo: “No hice goles en ese partido pero me divertí un poco, ganamos 4-1”. Si bien el Trinche no acertó en el resultado, si recordó lo que hacía dentro de la cancha: divertirse.

Aquella tarde en la que el histórico Milan perdió el invicto con Andes Talleres, los italianos formaron con: Enrico Albertossi; Walter De Vecchi, Giorgio Marini, Franco Baresi y Simone Boldini; Alberto Bigón, Aldo Bet y Gianni Rivera; Walter Novellino, Roberto Antonelli y Stefano Chiodi. El entrenador interino fue Bambino de Oro a pedido de sus compañeros. También ingresaron Fabio Capello, Alberto Minoia y Giovanni Sartori.

River y Mulet disputan por la pelota.

¿El Trinche estuvo a punto de ir al Milan?

Cuenta la leyenda de los mil capítulos que después del partido amistoso, los dirigentes del Rossonero quisieron llevarse al Trinche a Italia para jugar en el Milan pero no se terminó dando la operación. Sin embargo, él no se quejó, poco le importó: “En Mendoza me trataron bien, me hacían comer todos los días en el Jockey Club”.

Simpleza y humildad, son dos palabras que lo distinguen: “Yo siempre jugué igual, con las mimas ganas. A lo mejor ir a Francia o al Cosmos, posibilidades que tuve en su momento me hubieran cambiado la vida. Pero para mí, jugar en Central Córdoba fue como jugar en el Real Madrid”, expresó en Informe Robinson.

“¿Qué es llegar? La verdad es que yo no tuve otra ambición más que la de jugar al fútbol. Y sobre todo, no alejarme mucho de mi barrio, de la casa de mis viejos, de estar con el Vasco Artola, uno de mis mejores amigos”, remarcó el Trinche.