En Newcastle United fue adquirido por el Fondo de Inversión Pública saudí después de que se comprobara que el gobierno de Arabia Saudita no tendrá injerencia en las decisiones de la institución. 

Mirá también: Video: los jugadores de Godoy Cruz a las piñas en el partido ante Arsenal

El comprador es un grupo de inversión liderado por el Fondo de Inversión Pública, que también incluye a PCP Capital Partners y RB Sports & Media (el “Grupo de Inversión”). Y como el París Sanit Germain, hasta ayer el club más rico, detrás de esos nombres está una figura muy poderosa con vínculos a un país petrolero. 

El nuevo dueño no oficial del Newcastle será el príncipe heredero de Arabia Saudita Mohammed bin Salman, que dirige el Fondo de Inversión Pública y desembolsó 300 millones de euros para quedarse con “las urracas”.

Las dudas de la Premier League y los reguladores pasaban por la figura de bin Salman, ya que temían que el club pertenezca a un país. Sin embargo, el fondo garantizó que es una entidad separada del gobierno saudí, por lo que la administración árabe no tendrá incidencia en la institución.