Luego del empate 2-2, un grupo de personas de las dos aficiones y la policía se enfrentaron con piñas, botellazos y hasta cintazos.

En un partido vibrante, Leicester Napoli igualaron 2-2 en el King Power Stadium de Inglaterra, por la primera fecha del Grupo C de la UEFA Europa League edición 2021/22. Sin embargo, el encuentro terminó solo en el campo de juego, en las tribunas no.

Mira también: El increíble sueldo que cobrará Lionel Messi en el París Saint Germain

Aproximadamente, unos 250 fanáticos del club italiano dijeron presente en el estadio del Leicester. Parece poco, pero dicho número fue suficiente para generar el problema. El club inglés se encontraba en ventaja en el marcador (2-0), pero el Napoli, de la mano de Victor Oshimen, se encargó de arruinar la alegría local y eso mismo provocó el escándalo: volaron piñas, botellazos y hasta cintazos. 

Al mismo tiempo, en los altavoces del estadio se les reclamaba a los hinchas que “respetaran a su club”, pero no cambió en absolutamente nada para ese grupo de personas que continuaron peleándose.

Tras unos minutos de tensión, la policía logró formar un anillo de seguridad, retener a los fanáticos del club italiano, mientras los locales se iban alejabando. Según informaron medios británicos, las autoridades inglesas investigarán lo ocurrido y podría haber sanciones.