El mítico ex futbolista de Milan y la selección italiana, Genaro Gattuso, soprendió al revelar que estuvo muy cerca de ser transferido a Boca Juniors en el año 2012. Sin embargo, según confesó, la operación fracasó porque “su mujer no lo dejó”.

“No es un secreto que siempre admiré a Boca. Tuve la suerte de jugar una Intercontinental contra ellos y un amistoso en la Audi Cup, en Alemania. En el 2012 estuve cerca de ir a Boca, pero la mujer manda en casa y no me dejó ir. Mis chicos eran muy pequeños y no era la situación familiar para ir”, expresó el actual entrenador del Napoli.

Leé también: El médico de Boca cree que tuvo coronavirus

Además, Gattuso contó que ese año “estaba con algunos problemas en la vista, y yo quería ir a jugar a Boca con fuerza. Ahí hay que ir con huevos. Ir en ese momento no era el mejor. Yo quería ir al 100 por 100 y para ir así, preferí no ir”.

Genaro Gattuso junto a su esposa, Monica Romano.

Lo cierto es que, pese a esos problemas de visión, el duro mediocampista italiano se vio impedido de cumplir su sueño de jugar en Boca ante la negativa de su esposa, Monica Romano, quien consideró que tenía que quedarse en Italia por el bien y la unión de su familia.

Contra Boca

Gattuso lleva la pelota ante la marca de Sebastián Battaglia.

El ahora entrenador de Napoli enfrentó a Boca en tres ocasiones. La primera fue en la Final Intercontinental de 2003, en la que el Xeneize de Bianchi venció por penales tras empatar 1-1 en el tiempo regular y se consagró campeón del mundo.

La segunda fue en la final del Mundial de clubes de 2007, en la que el Rossonero se impondría por 4-2 con un deslumbrante Kaká.

La tercera fue en 2009, en la Audi Cup, un torneo cuadrangular amistoso disputado en Alemania. En aquella ocasión, el Boca dirigido por Basile también venció por penales tras empatar 1-1.