En una gran producción del programa radial Dos de Punta, por Radio Andina, realizaron un imperdible homenaje a Juan Gilberto “el Búfalo” Funes, aquel letal delantero que supo vestir la camiseta de Gimnasia de Mendoza, River y Boca, entre otros. En el mismo participaron familiares y compañeros como Antonio Alzamendi y el ex defensor argentino Oscar Ruggeri.

Leé también: Cristian Llama: “Agradezco a la gente de corazón”.

A la imagen de Juan Gilberto Funes fue dedicado este gran homenaje que condujo el colega Juan Suraci y su equipo. Aquel delantero que todos recuerdan por su paso en Gimnasia en el año 1983. “Desde que pisó suelo mendocino, enamoró a propios y extraños. Enamoró a los hinchas del Lobo y a los de otros clubes”, relató Suraci en el arranque del programa homenaje.

Durante ese espacio, su hijo, Juan Pablo Funes expresó: “Siempre es lindo hablar de mi papá. Cuando uno cree que terminan los homenajes, vuelven a aparecer. Cuando se hizo el Estadio, uno pensó que no iba a pasar más nada con él. Está la estatua, que fue hecha con mucho consenso y con la camiseta de Argentina, en un lugar muy bonito”.

Juan Funes hijo, con la estatua de su padre.

La mujer del futbolista y madre de Juan Pablo, sumó: “Juan le dijo a su papá que no quería estudiar más, que quería jugar al fútbol. El padre le dijo que primero estaba el taller. Juan Gilberto iba al taller y después se iba a entrenar al costado del río. Su lugar en el mundo fue Mendoza, ahí pudo salir al mundo”.

Su etapa en River y el recuerdo de dos históricos del Millonario

En el año 1986, el “Búfalo” llega a River nada más y nada menos que para consagrarse campeón de la Copa Libertadores de ese año con un gol suyo en la final. Meses más tarde, en Tokio, levantaría la única Intercontinental que tiene el Millonario. Muchos consideran a aquel equipo como “el mejor de la historia” de ese club.

Uno de los participantes de lujo del gran homenaje fue Ruggeri. El defensor explicó: “No le importaba la guita. Mientras tenía para estar bien, él estaba bien. Tenía mucha potencia, era un animal. Fue de lo mejor que he visto. Era un gran amigo. Lo extraño, se hacía querer, era sencillo, humilde. Se me viene a veces la imagen, me encantaría poder verlo un ratito. Me encantaría que baje un día y me diga ‘¿Qué haces Cabezón?'”. Luego añadió: “Todos los homenajes que le hagan, van a estar muy bien. Me pone feliz de la vida, se lo merece”.

Imparable. El Búfalo con la camiseta de River.

Otra estrella de aquel River que recordó a Funes fue Antonio Alzamendi, autor del gol con el que River consigue la Intercontinental ante el Steaua Bucarest. “Era un tipo sensacional. Tuvimos una relación increíble. Fue un tipo alegre, no había un día que no hiciera una broma. Lo queríamos mucho. Tengo sentimientos muy profundos por él, era una persona fiel”, detalló el uruguayo.

Los recuerdos en Mendoza y en el Lobo

Su paso por Gimnasia también le dejó amistades grabadas a fuego en el Blanquinegro. Daniel Sosa, uno de sus compañeros en el Lobo, contó: “Nosotros nos podemos sentir dichosos de haberlo vivido, de haberlo disfrutado. De haber sido Mendoza el lugar donde él explota y Gimnasia donde lo tuvimos todos los días por un año y medio. Llegó los primeros días del ’83 y salió campeón de los tres torneos que jugó Gimnasia. Jugaba con alegría, riéndose. Con su físico fue un adelantado a la época”.

“No te olvidaremos nunca”, firma la bandera de los hinchas de Gimnasia.

El recuerdo de un delantero letal que supo pasar por nuestra provincia y que fallecó a los 29 años en 1993, visitiendo la camiseta del Lobo, pero enamorando a todo hincha del fútbol de aquella época. Honor a quien honor merece, dice un viejo refrán. Y bien merecido lo tiene Juan Gilberto Funes, a quien periodistas, amigos y familiares lo han recordado en un impresionante homenaje.